Pensando en verde

En cuestión de tres días los Celtics han resuelto cualquier tipo de dudas: seguirán dando continuidad a este bloque, confían en él, no hay reconstrucción. La elección de tipos como Jared Sullinger y Fab Melo en el pasado Draft del jueves, y sobre todo, la renovación ayer del eterno Kevin Garnett, hacen soñar a los verdes con estar una temporada más, como mínimo amenazando a los más grandes del Este.

Todo empezaba el jueves. Para sorpresa de todos, Jared Sullinger, que a principios de año estaba entre los 6 o 7 mejores prospectos de este draft, continuaba cayendo más posiciones de las esperadas a causa de sus problemas de espalda. Este déficit le convertía en una apuesta peligrosa. Pero Danny Ainge y su directiva tenían claro que no dejarían escapar al talentoso ala-pívot de Ohio-State, y se hicieron con sus derechos con el pick 21. A pesar de faltarle algunos centímetros (2’05), Boston gana con Sullinger a un grandísimo finalizador cerca de la canasta, con un juego de pies impresionante, buen reboteador y sobre todo un auténtico guerrero que juega con una pasión descomunal, algo que sin duda se valorará mucho en el Garden. Si su espalda le respeta sumará de manera importante al proyecto celtic. Ainge se mostró así al ser preguntado por el tema: “Doc Rivers jugó durante trece años con una hernia discal, de modo que Sullinger puede necesitar cirujía… o no.”

Sullinger, un monstruo en la pintura, supo guiar a Ohio State a la Final Four de marzo.

Sólo 5 minutos después de esta elección, David Stern salía de nuevo a escena y anunciaba la siguiente. El pick número 22 era también de Boston, que esta vez escogieron al pívot brasileño Fab Melo. Con 22 años, y en su segunda campaña en la NCAA, Melo ha resultado clave en la buena temporada de Syracuse, que estuvo a punto de meterse en la Final Four. Defensivamente se trata de un jugador excelente. Sus 2’13 y su enorme envergadura le permiten ser un tremendo taponador e intimidador, y tiene conceptos defensivos importantes ya en su ADN. Además, como Sullinger, finaliza bien cerca del aro. Debe ampliar sus recursos ofensivos y mejorar cerrando el rebote, pero puede ser un jugador muy muy aprovechable para Doc Rivers. Teniendo en cuenta la falta de altura de los verdes en la pintura, me aventuro a decir que el brasileño será el center titular de Boston el año que viene.

En segunda ronda, con el número 51, llegaba Kris Joseph, alero y compañero de Melo en Syracuse. Es fuerte y llega bien hasta el aro, tan bien que ha sido el máximo anotador del año para su universidad. No obstante, Ainge ha dejado entrever que su futuro no está del todo claro, y seguramente Joseph tendrá que ir a las ligas de verano de Las Vegas u Orlando a ganarse un contrato.

Hacía tiempo que la franquicia de Massachusetts no salía tan reforzada de un draft, y Ryan McDonough, miembro de la directiva verde, declaró abiertamente la grata sorpresa que supone para ellos obtener a Sullinger y a Melo: “Son dos hombres que habían calificado mucho más alto, pensamos que eran grandes talentos en esta la lotería. Francamente, no esperábamos que estuvieran en los puestos donde los elegimos.”

Fab Melo se ha ganado por méritos propios su fama como gran defensor.

Sin emargo, la gran alegría para ellos llegó ayer, cuando se conocía que Kevin Garnett estaba a punto de firmar un contraro de 35 millones de dólares con el que continuaría jugando durante tres años más para los Celtics. Desde la eliminación de Boston de los pasados Playoffs ‘The Big Ticket’ ha dejado caer en varias ocasiones lo orgulloso que está de haber compartido estos cinco años con gente como Rajon Rondo, Ray Allen o Paul Pierce, y de haber jugado para una afición como la del Garden. KG está muy unido a ellos, y en especial a Doc Rivers, con quien guarda una gran amistad, además una visión del baloncesto muy similar. A pesar de que se rumoreó con que marcharía a San Antonio a jugar junto a Tim Duncan, Garnett acabó ayer con cualquier habladuría y demostró una vez más que es uno de los jugadores que mejor representa el “green pride” (orgullo verde) de la última década.

Garnett se une así a Rajon Rondo, Paul Pierce, Avery Bradley y Jajuan Johnson como los únicos jugadores con contrato de Boston Celtics. A ellos se unirán Fab Melo y Jared Sulllinger, y probablemente Kris Joseph. En la lista de tareas de Danny Ainge quedan las renovaciones. A Ray Allen parece muy complicado retenerle. Sin mucho dinero en la cartera para pagar el último contrato de un futuro Hall of Famer, y más con los problemas que lleva teniendo el escolta desde febrero. Allen saldrá al mercado como agente libre y muy posiblemente se lo sortearán Miami y Memphis. Por otro lado, está el caso de Brandon Bass, al que, a pesar de la llegada de material pesado a la pintura, yo renovaría. Bass me parece mucho más productivo que Greg Stiemsma (sobre el que los Celtics tienen derecho de tanteo: agente libre restringido, que se llama), aunque el blanquito le saque una cabeza.

La amistad entre Rivers y Garnett parece haber sido fundamental en la renovación del legendario ala-pívot.

A partir de ahí, Mickael Pietrus, Kenyon Dooling, Chris Wilcox, Ryan Hollins, E’twan Moore, Sasha Pavlovic, Marquis Daniels y Sean Williams, quedan en la cuneta. De los cuales, yo rescataría únicamente a Pietrus y a Dooling. Aún así, pase lo que pase, si los Celtics lo hacen bien se pueden planear con algo de calderilla en la agencia libre para pescar algo que pueda aportarle profundidad al róster.

No soy celtic, pero no tengo ningún complejo en reconocer que este bloque y su baloncesto me han puesto los pelos de punta en los últimos años, y sólo el hecho de ver que desde la directiva de la franquicia se le intenta dar continuidad al mismo, es algo que yo, y todos los aficionados a la NBA deberíamos valorar. Los beneficios con los que se ha saldado el draft y renovación de Kevin Garnett demuestran que Ainge sigue pensando en verde, y no opta por la reconstrucción total, no arranca de cuajo la base, sino que va modelando con pequeños injertos, pero manteniendo siempre los cimientos. En definitiva: un NO rotundo al fin de ciclo.

Anuncios