Un repaso rápido a la liga

En una temporada tan comprimida, con 66 partidos en 4 meses, cualquier pequeña racha significa mucho. La clasificación de ambas conferencias ha sufrido varios cambios en la última semana, y me gustaría comentarlos antes del post que le quiero dedicar a Orlando Magic (y que no os prometo que esté para hoy ni para mañana).

CONFERENCIA ESTE

Derrick Rose ha dejado claro que es tan candidato o más como Kevin Durant para ganar el MVP 2012. Su labor en Chicago Bulls es inmensa, está consiguiendo que sea un equipo depredador, mucho más depredador que el año pasado. Tanto Boozer como Noah han bajado sus promedios respecto al año pasado, pero los Bulls cuentan éste año con un Luol Deng en estado de gracia, y Ronnie Brewer ha dado un paso adelante. Sin embargo, como digo, Derrick Rose está extraordinario. Es un auténtico caníbal sobre la cancha, un anotador letal.

Derrick Rose está a un nivel sobresaliente. Anoche destrozó a los Celtics.

Parecía imposible, pero Miami Heat ha bajado el pistón. Encadena 3 derrotas seguidas, y ya es sexto del Este. Por delante cabalgan a su gusto Hawks, Magic, Pacers y Sixers. Atlanta Hawks es un buen equipo, pero terminará bajando el nivel tras la lesión que dejará al dominicano Al Horford sin temporada. Indiana Pacers y Philadelphia 76ers son el hecho que confirma lo importante que es el físico este año: equipos jóvenes, rápidos, fuertes… pero no exentos de talento después de todo, ya prometían el año pasado.

Nueva York no carbura. Balance de 6-5 y con una sensaciones muy malas. Parecía que éste año, con el complemento de Chandler, podían estar arriba, pero Donnie Walsh se empeña en mantener a Mike D’Antoni, que no obtiene resultados después de 4 años en los Knicks con varias plantillas diferentes, con todo tipo de jugadores.

Milwaukee Bucks me decepciona, pero Boston también. Parece que, al fin, su veterano Big Three está notando de verdad el bajón físico.  Garnett está dando la talla, más o menos. A Ray Allen y sobre todo a Paul Pierce se les nota muy lentos, como cansados. Allen mantiene a duras penas sus promedios, pero The Truth ha bajado en más 5 puntos su promedio de anotación. Doc Rivers dijo ayer, tras de la derrota de su equipo ante Dallas (hoy han vuelto a perder contra Chicago): “Ahora mismo este es el equipo de Rondo hasta que todo el mundo se reenganche. Necesitamos que sea agresivo y que anote. Tiene que ser así hasta que los demás estén preparados, porque ahora mismo no lo están”-Amén.

Llama la atención que Cleveland Cavaliers (5-6), que parecía el favorito al trono de peor equipo del año, esté dentro de la zona Playoff. Lo cierto es que Kyrie Irving está demostrando desde ya que sabe jugar a esto, y que sabe hacer cosas para ganar, no como un tal John Wall. 1-10 en una temporada que prometía para Washington.

Byron Scott ya ha dejado claro quién tiene los galones en Cleveland, y Kyrie Irving está respondiendo: 17 puntos y 5 asistencias por partido.

CONFERENCIA OESTE

Como ya dije en mi último post, los Lakers son aspirantes a todo. Han ganado 5 partidos consecutivos y ya son segundos en la Costa
Oeste, con un balance de 9-4. Kobe Bryant se ha marcado 3 partidos consecutivos de más de 4o puntos contra Phoenix (48), Utah(40) y Cleveland(42). Su recuperación física es ya un hecho. Por mucho dramatismo que haya habido en los últimos meses, como expliqué en la entrada anterior, será un año más para el bloque Bryant-Gasol-Bynum. Y ojito que éstos Lakers de Mike Brown defienden mejor que los de Phil Jackson.

En la cabeza de la tabla continúa incontestable Ocklahoma City Thunder (11-2). Nada nuevo. Durant y Westbrook siguen aplastando equipos allá por donde van. Muy interesante el progresivo crecimiento de James Harden, que ya promedia 17 puntos y es un candidato serio al premio de Sexto Hombre. Ibaka y Perkins siguen dando solidez en la pintura.

San Antonio Spurs son un ejemplo perfecto de renovación y de gestión de una franquicia NBA. Greg Popovich lleva ligado al equipo desde 1994 y es el capitán de un barco que no se hunde. Al proyecto que se fundamentó en Tim Duncan cuando llegó a la liga en 1997, se le sigue dando continuidad. Timmy ya no es el jugador franquicia, pero forma una columna vertebral junto con Tony Parker y Manu Ginóbili, que ha ganado 3 anillos, y con la que se está formulando desde hace 4-5 años el típico “ya están demasiado viejos”. El “fin de ciclo” no llega. Éste año, después de un inicio dubitativo, ya están ahí otra vez: 8-4 y terceros del Oeste, y con Ginóbili lesionado. Fundamentales las llegadas de Danny Green y Kawhi Leonard y el aumento de minutos de Tiago Splitter, que está rindiendo ya con consistencia.

Los Spurs ya no son aspirantes serios al anillo. Pero el mejor trío de la útlima década aún mantiene a San Antonio arriba.

Con el mismo balance están los Nuggets, un equipo muy muy díficil de batir en el Pepsi Center de Denver. De hecho, esta madrugada han ganado a Miami Heat. Una rotación de 8-9 buenos jugadores le vale de momento a George Karl. Fundamental, por cierto, la renovación éste verano a Nené. Además, hay que destacar la gran cantidad de puntos que anotan por partido, sólo Miami les supera en ésta categoría.

Los Clippers de CP3, Griffin&cia empiezan a rendir, y les terminaremos viendo muy arriba. Utah sorprende manteniéndose en zona Playoff, Dallas empieza a coger ritmo (aunque su veteranía le pasará factura tarde o temprano a nivel físico), y Portland sigue a lo suyo. Memphis Grizzlies no termina de despegar y sí que tienen excusa: la lesión indefinida en la rodilla de Zach Randolph.

Termino con Minnesotta Timberwolves. Y termino con ellos porque Kevin Love está haciendo una temporada de MVP, y sería serio candidato si jugara en un equipo puntero. La temporada pasada ya era un auténtico animal, pero los 11 kilos que ha perdido este verano le han sentado de maravilla: 24’5 pts y casi 15 rebotes por noche. Por otra parte, genial Rick Adelman, que está consiguiendo exprimir los buenos frutos que ya tenía ésta plantilla. Además, Ricky Rubio ha jugado esta madrugada su primer encuentro NBA como titular. Detrás de su bestial impacto mediático, el rookie catalán está siendo uno de los bases más productivos del campeonato. Promedia 10 pts, 8 asistencias (8º mejor pasador de la liga) y 4 rebotes, y, por daros un detalle, en el partido del pasado domingo ante Washington Wizars, acabó con un +29 en la estadística +/-. Impresionante.  Lo mejor es que lo tratan, como decía ayer un artículo que leía, “como un Beatle”. La prueba es el primer recuento de votos para el All Star: es el tercer guard más votado, sólo por detrás de dos superestrellas como Kobe Bryant o Chris Paul, y por delante de jugadores como Russel Westbrook, Steve Nash o Manu Ginóbili.

Rubio la pasa y Love ejecuta. Ha nacido la pareja más prometedora de la NBA.

PD: No viene al caso, pero os dejo un dato curioso que siempre tengo en la cabeza sobre la plantilla de los Wolves: tienen a Love (nº 5 del Draft de 2008), Michael Beasley (nº 2 del Draft del 2008), Ricky Rubio (nº5 del Draft de 2009), Wesley Johnson (nº4 del Draft de 2010), Derrick Williams (nº 2 del Draft de 2011) y Darko Milicic (nº2 del Draft de 2003).

Un saludo, amigos!

Anuncios